domingo, 21 de septiembre de 2008

Reseña: Jóvenes Vengadores



¿Qué pasaría si apareciesen de improvisto las versiones adolescentes de Hulk, Thor, Iron Man, y el Capitán América?

¿Y si se cerniera una gran amenaza capaz de afectar a toda la historia conocida?

¿Y si… además en ese momento Los Vengadores se hubieran separado?

En este arco argumental empieza la serie de doce números “Jóvenes Vengadores”, ellos son… Asgardiano, Hulking, Iron Lad y Patriota.
De las páginas de “Vengadores Desunidos” nace una serie espontánea, divertida y trepidante; de la mano de Allan Heinberrg y con el arte de Jim Cheung.

Pero empecemos por el principio; a finales de los años treinta, todos los grandes héroes del cómic tenían su compañero adolescente: Batman tenía a Robin, el Capitán América a Bucky Barnes y Wonder Woman a Wonder Girl… copias adolescentes y un poco odiosas de sus mayores, los “sidekids” o aprendices de héroe que incluso dan la replica a sus maestros formando sus propios grupos; por ejemplo, los Jóvenes Titanes daban la replica a la Liga de Justicia.

Caso aparte es Spiderman, héroe adolescente sin ningún tipo de patrón superheroico adulto, del cual hemos leído sus aventuras desde el instituto, hasta llegada la madurez, boda y divorcio incluidos.

Billy (Asgardiano), Teddy (Hulking), y Eli (Patriota) son reclutados por Iron Lad mediante el programa de seguridad, el cual estaba destinado a encontrar a lo sustitutos de estos si sucedía una catástrofe; Iron Lad encontró el programa dentro del software de… ¡La Visión!, Vengador que creímos destruido durante los sucesos de “Vengadores Desunidos”.

Tras su primera intervención, la periodista Jessica Jones (novia de Luke Cage) y su compañera en el Daily Bugle kate Farrell, la cual denomina al grupo como “Jóvenes Vengadores”, empiezan a investigar sobre su paradero y se tropiezan con el Capitán América e Iron Man, que quieren encontrar a los chicos, para “convencerles” de que dejen de jugar a superhéroes.

Después de un acción con rehenes y otras peripecias, a los chicos se les unen dos chicas, hija del difunto Hombre hormiga (no de Hank Pim, si no de Scott Lang) y… ¡Ojo de Halcón! me llevé una grata sorpresa con este personaje, fijaos en la relación que mantiene con patriota, a ver si os recuerda a algo…
Los personajes principales son unos frikis; de hecho, se lo llaman a sí mismos en alguna ocasión y Jessica Jones los define como fans.

Con un guión trepidante y sin fisuras, en el que las relaciones entre los personaje y su trasfondo, son tan importantes como las escenas de acción (a mí me recuerda a Chris Claremot, con perdón).
Jimmy Cheung, con un dibujo dinámico y expresivo, hace que la serie resulte redonda, cada página está bien narrada, este chico va a ser una estrella.

La serie trata de la amistad y el compañerismo; incluso tuvo una polémica con la relación entre dos de sus personajes, pero es dinámica y divertida, tiene varios momentos irrepetibles.
Además, en el transcurso de la serie se van descubriendo cosas que afectarán; no solo a nuestros chicos o los Vengadores, si no al Universo Marvel en general.

Pero ante todo, este es un cómic de superhéroes, muy recomendable.

Opinad en el foro:

No hay comentarios: